/tr>
LOS PRODUCTOS DEL BOICOT ¡NO LOS CONSUMAS!: Bimbo , Sabritas , Jumex , Pepsi, Gamesa , Televisa (televisión y revistas), TV Azteca , Milenio (Diario y Semanal), Banamex , Maseca , COPARMEX , Coca-Cola , Wal-Mart , Bachoco , Megacable , Farmacias Similares , M&M's , Kimberly Klark , Burger King , grupo ALSEA , Autobuses Estrella Blanca . Más en este link.

jueves, abril 03, 2008

EN DEFENSA DE LOS FUMADORES

Estimado Víctor:

Me parece que debemos distinguir entre las buenas las malas y leyes de plano estúpidas, como esta ley. Es completamente ridículo que en bares y cantinas donde predominamos los fumadores no se le de a los dueños la opción de permitir o no el consumo de tabaco en sus instalaciones.

Tampoco es válido comparar a un estado riquísimo como California -por si solo la séptima economía mundial- con el Distrito Federal. Por lo tanto, tampoco es posible comparar el poder de la industria restaurantera del DF y de ese estado.

Hay dos problemas de fondo con la ley antitabaco. Primero, de toda la gama de problemas que padece el país y la Ciudad de México esta legislación no se encuentra ni siquiera entre las diez prioridades que se deberían atender. Segundo, la ley no va a resolver a fondo el problema del tabaquismo en México porque es superficial a más no poder. Tan es así que el número de fumadores no se va a reducir. Se trata de soluciones cosméticas y simplistas para un problema complejo que va más allá de los pobres meseros que sufren por el inhalado en los restaurantes, pero que también respiran las toneladas de gases tóxicos producidos por la industria y los automovilistas. Aunque estos últimos sean los principales responsables de causar enfermedades respiratorias tanto en fumadores como en no fumadores, ellos no te merecen una mención especial. ¿Por qué?

La legislación sí va a afectar a los restauranteros de muchas formas y no sólo en lo económico. Te pongo un ejemplo. Cuando visité la Ciudad de México fui a un bar con unos amigos. La gran mayoría de la gente en el lugar fumaba. La única opción era salirse a la calle. Pero como es ilegal consumir alcohol en la vía pública los fumadores tenian que acabarse la cerveza adentro. Cuando salían los fumadores el lugar se vaciaba y afuera había un fiestón. Los meseros terminaron por entregarles vasos de plástico para mantenerlos consumiendo y evitar que se fueran. Como no estaban consumiendo en el interior nadie le dejaba propinas a los meseros. De esa forma, la ley antitabaco perjudicó a los trabajadores y provocó que violaramos el bando de policía. Bonita solución, ¿eh?

Otro aspecto de la ley es que sin duda fomentará la corrupción en la policía. Si alguien es amonestado por un agente mientras se fuma un cigarrillo, ¿preferirá ir a la delegación a pagar la multa o moder con cincuenta pesos al oficial? Por otro lado, nadie nos garantiza que la ley vaya a ser cumplida y es muy posible que termine como letra muerta por ineficaz.

Hay que tener cuidado con estigmatizar a los adictos a las drogas, Vic. Para empezar no es lo mismo una droga legal que una ilegal. No porque tú consideres que su vicio es asqueroso y que se trata de minorías, no te da el derecho a degradarlos a ser ciudadanos de segunda. Lo que haces implícitamente es reforzar los argumentos de la derecha sobre la guerra contra el narco. Los adictos al crack, así como los adictos a otras sustancias merecen MÁS, NO MENOS derechos, porque padecen son las consecuencias de una persecución injusta y de la negligencia de gobiernos que no hacen nada para ayudarlos a escapar de su dependencia.

Lo mejor que podemos hacer como progresistas que somos es librarnos de muchos prejuicios que aún cargamos, tratar de ser más tolerantes con quienes son diferentes. Eso también aplica para los fumadores.

Digo, porque si nos limitamos a agredir irracionalmente a los fumadores, pues a mi me recontracagan los vegetarianos que tratan de adoctrinarnos a los carnívoros de las bondades de comer puras plantas (aunque se enfermen con la misma frecuencia y a menudo tengan que tomar suplementos vitamínicos) o a esos defensores radicales de los animales de la P.E.T.A. que comparan el genocidio judío con el consumo de carne o esa gente que prefiere hablar con puras groserías en vez de utilizar el lenguaje con algo de respeto para el otro o los que hablan en el cine sin considerar a los demás espectadores. Pero no por eso voy a promover leyes que hagan obligatorio el consumo de carne o que le confieran derechos humanos a los animales o que castiguen a quienes dicen groserías o a los que hablan en voz alta en el cine, porque entonces necesitaríamos un policía para cada cosa que nos desagrada del vecino. Los no fumadores merecen respirar un aire libre de tabaco, pero el gobierno debe pensar en soluciones más efectivas para solucionar los problemas, porque el remedio resultará peor que la enfermedad.

Propuestas hay muchísimas. ¿No hubiera sido más sencillo cobrarle un impuesto especial a los restauranteros para que permitieran el consumo de tabaco?

Una ley que no va de la mano con una campaña educativa, preventiva y de atención al grupo que pretende regular está condenada al fracaso. No sólo requerimos ambientes libre de humo de tabaco, sino que los fumadores fumen menos, que puedan dejar su vicio y que no haya nuevos fumadores que los reemplacen. Este tipo de política fue la que implementó California, ADEMÁS de la prohibición de consumir en lugares cerrados, lo que originó una reducción constante en el índice de consumidores.


Fuente: California Department of Health Services
Tobacco Control Section • www.dhs.ca.gov/tobacco


Podría seguir escribiendo más, pero repentinamente me dieron ganas de irme a fumar un cigarrillo.

Los dejo con un increíble texto de Fernando Savater sobre este asunto.

La invención del drogadicto
Fernando Savater

El País. España, 3 de junio de 1984.

Las sociedades necesitan terrores y odios bien codificados frente a los que unirse, a los que achacar sus males e insuficiencias. No hay que escandalizarse demasiado por esto ni considerarlo un síntoma más de "la crisis" o del "a dónde hemos llegado": lo único nuevo de esta situación, que con sus debidas variantes también conocieron los súbditos de Asurbanipal, Tiberio o Lorenzo el Magnífico, es la caracteriología de los chivos expiatorios actuales. Un viejo y querido amigo republicano me decía hace tiempo que uno de los aciertos de la derecha mordiente (es decir, que muerde) de este país desde la guerra civil hasta al menos el final de la dictadura es el invento de los rojos. Todos éramos rojos: comunistas, anarquistas, socialdemócratas y democristianos, cualquiera que protestara un poco, viviera irregularmente, quisiera mejorar la Seguridad Social o llevara la contraria al patrón en lo que fuese, los vascos, los catalanes, los pobres menos resignados, los militares que permanecieron fieles al Gobierno legítimo de la República y los penenes que pedían contrato laboral. ¡Qué hallazgo! Ser rojo era "¿es?" dar la lata y estársela buscando. Los rojos por nuestro lado, no encontramos un descalificativo global de semejante impacto (lo de fachas no permeaba suficientemente todos los recodos de la conducta reformista). Y es que para acertar en esos títulos de oprobio hay que estar en el poder y desde allí grabar a fuego la divisa adecuada en el ternero descarriado.

Uno de los inventos más fecundos y remuneradores que el control social ha lanzado al mercado en los últimos años es el drogadicto. Pasto de sociólogos y psicólogos, de médicos y policías, de jueces, sacerdotes y políticos, esta dócil criatura mitológica "nuestro semejante y hermano, hipócrita lector" es sentimentalmente tan polivalente como un cuchillo de excursionista: infunde pánico, inspira compasión, suscita desprecio, merece castigo o readaptación, es objeto de estudio, simboliza y expresa como un logotipo penalizado los males de este siglo que le conjuró. Pero, a todo esto, ¿quién o qué es un drogadicto? Alguien muy ingenuo respondería: "El que toma drogas". Y entonces, inmediatamente, todos nos convertimos en drogadictos, pues todos tomamos o café o alcohol, o tabaco o cocaína, o Valium o anfetaminas, o té, o heroína o ginseng".

Como verán ustedes, he evitado hablar de las drogas que se toman por razones médicas y sólo menciono las que se toman por gusto, para disfrutar más o mejor. Claro que muchas veces nuestro gusto está en la manía de curarnos o regenerarnos" pero dejémoslo así. Un interlocutormás sutil y melodramático definirá al drogadicto como "quien se deja esclavizar por las drogas".

La esclavitud, eso sí que es grave: desdichadamente, no resulta tan fácil precisar quién es esclavo, quién aficionado, quién amigo íntimo o simple aliado táctico. "Pero ¡es que el drogadicto se convierte en una piltrafa humana!". Hombre, tampoco hay que insultar. Los muy aficionados al café pueden buscarse una bonita úlcera y los fumadores empedernidos han sido ya advertidos de que pueden contraer cáncer, los bebedores de alcohol solemos farfullar poco inteligiblemente a las cuatro de la madrugada y no sé si los aficionados al agua tónica (que contiene quinina, otra droga, aunque no tan evidentemente célebre como la revelada por la primera parte del nombre Coca-Cola, que este popular refresco incluyó en su composición hasta 1903) padecen algún trastorno típico; pero de ahí a ser una piltrafa. "¿Y las otras drogas, las duras, las malas de verdad?".

Dejemos de lado la hipocresía mojigata: numerosísimos líderes políticos, grandes capitanes de industria, artistas, profesores de universidad y por supuesto policías y magistrados, toman habitualmente cocaína o heroína sin por ello hacer cosas más raras o reprobables que el resto de la población. No sé si tomar unas copas o pincharse de cuando en cuando mejora a nadie; admito que la salud pueda resentirse; pero el que cualquiera se convierta por ese medio en una piltrafa babeante de forma obligatoria es obviamente falso. Los hay que van al fútbol a pegarse con el vecino por un quítame allá ese gol y los que disfrutan olímpicamente del espectáculo: a unos la pasión futbolística les sienta mejor y a otros peor. Hace falta mucha química para convertir en piltrafa a quien no tiene vocación, mientras que sin química ninguna puede esclavizarse a multitudes.

La prohibición y sus consecuencias

Peter Laurie, en su libro sobre las drogas, afirmaba que droga "es la sustancia química de tales o cuales características, que produce tales o cuales efectos, y que está prohibida". Por aquí sí que nos acercamos al meollo del asunto. Porque realmente drogadicto es el que toma drogas prohibidas, le sienten bien o mal, esté esclavizado o tan contento. Es la prohibición lo que convierte a la droga en droga y son las consecuencias de la prohibición las que han servido para inventar el mito del drogadicto. En gran parte de los casos los mayores males del usuario de drogas le vienen precisamente de la prohibición que las veda; no sabemos si también sus más inconfesables contentos. Pero, a cambio de estos inconvenientes, ¡qué útiles son los drogadictos! De ellos se puede decir casi cualquier cosa: en un país sin auténticamente fiables estadísticas de delincuencia, se puede afirmar sin temblor que "el 80% de los delitos los cometen drogadictos", y, mientras los médicos que no hacen concesiones a la mitomanía dudan de qué significa realmente hablar de adicción fisiológica, no faltan ministros de Sanidad que establecen taxativamente que "el 80% de los heroinómanos son irrecuperables". Mientras, sociólogos y psicólogos definen desde sus distintas perspectivas los mecanismos del drogadicto: risum teneatis!

Por ejemplo, un reciente informe elaborado en Euskadi asegura que la mayoría de los drogadictos "están muy apegados a sus madres y viven demasiado pendientes de ellas aún con veintitantos o 30 años". ¡Pues vaya nota distintiva que me busca usted! Si en Euskadi la amatxo es la auténtica heroína. Otros aseguran que el drogadicto tiene problemas laborales, inadaptación, dudas sobre qué hacer con su vida, desencanto político o que quiere imitar a sus ídolos, ganarse amigos, integrarse en un grupo, establecer complicidades, sentir algo nuevo, vencer la rutina. ¡Qué original es el drogadicto! No hay más que verle para saber que nació diferente.

¿Qué se ha logrado con la prohibición de las drogas? No desde luego acabar con su consumo o tráfico, sino hacerlas más caras, más adulteradas y más interesantes: de un lado la rutina reprimida, de otro lo prohibido y peligroso. El recientemente nombrado fiscal especial contra la droga asegura que éstas, por fomentar la "irracionalidad", van contra los valores de nuestra civilización. Sancta simplicitas! Los valores de nuestra civilización los inventaron unos piratas mediterráneos cuyos ritos más sagrados de inmortalidad se iniciaban bebiendo un secreto brebaje alucinatorio; fueron reforzados por la aportación de una secta herética judía que tenía, como ceremonia fundamental, la ingestión de vino y una oblea de poderes mágicos espirituales; se han completado a través de los años con aportaciones de poetas, artistas y pensadores aficionados al vino, a la absenta, al ajenjo, al láudano, al éter, al opio, a la ginebra, etc.

No, no es la defensa de la civilización lo que esa prohibición consigue, sino el auge de un negocio tan fabuloso que sus perseguidores y denunciadores oficiales son a fin de cuentas los menos interesados en que acabe jamás, lo que indefectiblemente ocurriría si (y sólo si) se legalizasen las drogas. Pero no hay que olvidar la utilidad que para el control social tiene además la existencia de la red mafiosa y policial en torno a los estupefacientes, las posibilidades de espionaje, registro, acusaciones en que lo moral y las buenas costumbres encubren la maniobra de aniquilación política, el soborno, el chantaje, la delación comprada en especias, etcétera. Añádase todo esto la invención científico-mítico-penal del drogadicto como chivo expiatorio posmoderno, y tendremos una de las prohibiciones más fecundas en consecuencias útiles al poder desde aquella famosa de la manzana en el primer jardín.

Pero ¿y quiénes desean a toda costa la droga y no son capaces, sea por razones de la índole que fueren? Necesitan ayuda, desde luego, médica y social, sobre todo humana. Como tantos minusválidos, pacientes mentales, raros y acomplejados, ancianos, adolescentes sin trabajo ni familia, enfermos incurables que desean un desenlace rápido y digno a su agonía, como tantos abandonados a los que la sociedad ignora o explota, a los que quizá simple y trágicamente el azar maltrata. Inventar una categoría, un nicho teórico para su desventura "son drogadictos", no es comenzar a asistirles, sino a seguir utilizándoles de otro modo.


---------------

Noticias anteriores


NOTAS DE LOS COMPAÑEROS (04.03.08)
SE ESTRENA GLINKTV (04.02.08)
NOTAS DE LA PRENSA INTERNACIONAL (04.02.08)
Y SIN EMBARGO SE MUEVE - EPISODIO 60 - MARZO 30 DE 2008 (04.02.08)
WSJ: NO PASARÁ LA PRIVATIZACIÓN DE PEMEX (04.01.08)
BADIRAGUATO: 16 MILITARES CONSIGNADOS (03.31.08)
FORO CONTRA LA REPRESIÓN EN HERMOSILLO (03.29.08)
SINALOA: OTRA VEZ EL EJÉRCITO (2) (03.29.08)
SINALOA: OTRA VEZ EL EJÉRCITO (03.28.08)
SE ENOJÓ EL IMPARCIAL (03.27.08)
Y SIN EMBARGO SE MUEVE - EPISODIO 58 - MARZO 18 DE 2008 (03.27.08)
Y SIN EMBARGO SE MUEVE - EPISODIO 59 - MARZO 25 DE 2008 (03.26.08)
DISCURSO DE AMLO EN EL ZOCALO (03.25.08)
SOLIDARIDAD ANTE AGRESIONES DEL GOBIERNO DE HERMOSILLO CONTRA RADIOBEMBA (03.20.08)
CONFLICTO MUSAS/PARQUE VILLA DE SERIS (2) (03.20.08)
CONFLICTO MUSAS/PARQUE VILLA DE SERIS (03.15.08)
FOTOS DE LA REPRESION EN EL PARQUE VILLA DE SERIS (03.14.08)
ALERA: DETIENEN A ACTIVISTAS EN HERMOSILLO (03.14.08)
PRONUNCIAMIENTO DE DOÑA ROSARIO IBARRA SOBRE EL CONFLICTO MUSAS/PARQUE VILLA DE SERIS (03.14.08)
CAMBIOS A LOS AVISOS DEL SENDERO POR CELULAR (01.02.08)
PROBLEMAS
CON TWITTER (12.26.07)
(ACTUALIZADO) ¡RECIBE GRATIS LAS NOTICIAS DEL SENDERO DEL PEJE EN TU CELULAR! (12.17.07)
EL SUEÑO DE MI PAIS. CRONICAS DE LA RESISTENCIA CIVIL PACIFICA (11.15.07)


Visita:
http://ysinembargo-semueve.blogspot.com/
Contacto:
redciudadanahermosillo@gmail.com

12 comentarios:

The Beam dijo...

Bla bla bla.

A la chingada con los fumadores.

Jacinto Malacara dijo...

No pus que buen debate de ideas me cae.

Ya no mamen, esta pinche discusión no nos va a llevar a nada bueno.

Yo soy fumador y estoy parcialmente de acuerdo con la medida. Si tanto nos queremos parecer a los gringos en cuanto a leyes progresistas debemos aprender que la prohibición gringa vino de la mano de una gran campaña de información.

Yo no puedo fumar en la oficina y estoy de acuerdo, no puedo fumar en un restaurante y estoy de acuerdo, lo que si es una mamada es no poder fumar en un bar.

Dejen de discutir esto y entremosle a temas de verdad importantes.

Anónimo dijo...

Que barbaros los fumadores, ahora hasta inventan toda una filosofia de porque si los deben dejar fumar en donde estan reunidas mas personas que no fuman.
Por favor entiendan los fumadores... no se les esta prohibiendo fumar .. lo han hecho durante añooooos .
Durante todo el tiempo que he trabajado en empesas ha sido un discutir con fumadores que llenaban la sala de juntas, que fumaban en su lugar de trabajo cuando ibas a discutir un tema con esa persona. Nunca entendieron que hacian daño a otra persona que no fumaba.
Hasta se ofendias si les reclamabas.

Miren fumadores, pueden hacerlo en su casa, en la calle que es mucha, pero porque insisten en hacerlo en donde hay mas personas?
Me parece que el tabaco si hace daño, esa insistencia es otra muestra de ello.

Las personas que no fumamos que somos la inmensa mayoria, que incluyen a los menores de edad, damos gracias de que esta ley se haya instituido.
Y como bien dicen vamonos a los temas principales pero ahora sin una nube de humo de cigarro acompañandonos.

:)

Lu dijo...

Que tristeza leer esto, la verdad.
Los argumentos de los vegetarianos, la PETA y el cine parecían de mi vecino panista de 17 años. Y aquello de que "hay otros problemas más importantes que resolver" sólo llevaría a que no se resuelva NADA.
A mi me gusta la medida porque era mesera y salía del trabajo con tos, ojos irritados y un olor nada agradable (mucho peor que pasar todo el día caminando por una calle contaminada del DF, te lo aseguro).

Jacinto tiene razón, no hay que discutir por temas como éste; ni siquiera llegaremos a un acuerdo y nos distraemos de lo más importante

Revoluciones.Org dijo...

Definitivamente el cambio empieza en uno mismo, cambiar a México nos obliga como individuos cambiar en muchos sentidos y es un verdadero desafio entender de manera racional el daño que hace el cigarro no solamente a los demas, sino a uno mismo; principalmente esto ultimo A UNO MISMO.

A mi me costo bastante dejar de fumar, pero apelo a que el Sr. Erich Moncada es inteligente y quizas mas inteligente que yo, y por ende debe saber muy bien las consecuencias que trae a la salud el fumar. Mas alla de mi experiencia personal esta el respeto hacia los demas y por ese mismo respeto invito al Sr. Moncada a que ya no fume, a que luche por su salud y por ende demuestre que puede luchar realmente por eliminar los vicios comunes en Mexico (por absurdo que parezca entre esos vicio esta el contaminar tu cuerpo fumando).

Mas alla de las reformas, leyes, reglamentos, por puro sentido comun, no es de humanos fumar...

Saludos.

The Beam dijo...

¿Y los que no fumamos no tenemos derecho a ir a un bar, antro o discoteca sin tener que impregnarnos de ese alquitrán asqueroso?

Aquí los que hemos sido discriminados por los adictos a la nicotina desde hace siglos hemos sido los no fumadores... lo demás es pura palabrería.

Anónimo dijo...

Yo coincido en que esto no es un debate de ideas, sino simple defensa de la propia salud, mi ex jefe dejó de ser mi jefe porque de pronto empezó a enflacar cañón, fumador empedernido, nos hizo inhalar un chingo de humo en una puta oficina de "edificio inteligente" sin ventanas que se puedan abrir, supuestamente el sistema de ventilación despejaba el ambiente, ahora resulta que el hijo de la chingada tiene cancer, y me cae que cuando lo supe me recagué de coraje, y hablo de él con estos términos porque es un cuate inteligente, agradable, un perro pal trabajo, y a todo eso le puso en su madre por su piche vicio de porquería, ya se dió en su propia madre él solo, y NO ES VERDAD LO QUE DICEN LOS FUMADORES DE QUE SI SE MUEREN DE CÁNCER ES SU GUSTO Y QUÉ, ni madres, por medio de él he conocido a varios enfermos y NINGUNO ESTÄ CONFORME CON SU ENFERMEDAD, NINGUNO DICE "NI PEDO, ESTUVIERON MUY CHIDOS LOS TABACOS, ORA ME AGUANTO".
Yo, como todos los no fumadores, no quisiera pasar por esa terrible situación, sólo porque la vieja de la mesa de al lado cree que se ve muy "fashion" chingándose 10 cigarros mientras estamos comiendo. Si el debate de ideas existe o no, si es válido o no, a mí me vale, MI SALUD ES PRIMERO

Anónimo dijo...

Sí, ahorita les pesa a los fumadores, y supuestamente a algunos empresarios, pero no por eso los fumadores van a dejar su vicio, y no por eso sufrirán pérdidas los restauranteros. Nadie pierde. Un fumador no dejará de ir a un restaurante, ya no por diversión, sino por la costumbre diaria. Muchos que somos simples empleados comemos fuera, y los que fuman no cambiarán su hábito como para hacerse itacate y llevárselo a comer a un parque. Los fanáticos del reven fuera de casa no dejarán su gusto por salir a echarse unos tragos.

Si en un bar, todos se salen a fumar, pues entonces que no les envíen bebidas a la calle ¿por qué? Que se acaben su cigarro, y que se regresen al establecimiento.

En fin. Inútil desgastarse en este tema. Quien se quiera seguir matando y afectando su economía adelante, pero no afecten a los demás, que ya de por sí tenemos con la contaminación de todos los días.

Lo de las mordidas a los polis, ¿qué no es mejor evitarlo y respetar? ese es un gran problema de idiosincracia de este pueblo. Todo mundo quiere hacer lo que se le venga en gana. Por eso, desde el más fregado hasta el más pudiente es corrupto, quieren verse por encima de la ley por mínima que sea y así, nada avanza. Así tenemos a un fecal adjudicándose "préstamos" que no le corresponden, a un diputado que puede atropellar gente pero que por tener fuero, se salva de ir al MP. Un chucho manipulando elecciones, un juez vendiéndose a un precioso, funcionarios derrochando el erario en teiboleras, un patrón que se acuesta con la secre que solamente es una carga económica para la empresa porque no hace nada, al wey en su vocho metiéndosele a los demás nomás porque trae vocho, al conductor que no respeta al peatón o que se pasa un alto y encima se le pone al brinco al policía que le llama la atención, al necio en el microbús que se baja por enfrente, al microbusero que no respeta las paradas, al taxista pirata, al puestero que invade con sus tiliches el carril del autobús y que se cuelga de la luz poniéndose un foco de carnicería a las 3 de la tarde!! y así, la lista sigue...

Anónimo dijo...

Si quieres fumar, hazlo en tu casa, PUNTO. No mames, el asunto del petròleo tiene mayor prioridad no tus mamadas para defender tu VICIO.

EstrellaFugaz dijo...

De acuerdo con Jacinto Malacara.

Creo que tratandose de lugares donde van niños como restaurantes en general y eso, con mayor razon debe hacerse enfasis en la ley de no fumar. En otro tipo de lugares como discotecas y bares pues lo que debiera haber (sobretodo lugares como los barecitos modernos lounge que tienen subdivisiones en el mismo espacio) seria zonas de No Fumadores, porque si es cierto que hay lugares en las cantinas y bares que estan saturadisimos de humo y esos lugares por desgracia no tienen ventilacion ni salidas emergencia en muchos casos (Como el Lobombo)
Y es bien facil por un cigarrito mal apagado o sin apagar causar un incendio y una catastrofe.

Anónimo dijo...

A LO MEJOR EL PENDEJO SOY YO, PERO NUNCA HE COMPRENDIDO LA IDIOOTEZ DE LLENARSE DE MIERDA DE TABACO LOS PULMONES, ¿PARA QUE, O CUAL ES LA FINALIDAD, EL OBJETIVO, EL MOTIVO PARA FUMAR? NO LO SE, Y YO ESTOY DE ACUERDO EN QUE CADA QUIEN TIENE LA PLENA LIBERTAD DE LLENÁRSELOS, PERO ELLOS NO TIENEN NINGUN DERECHO DE LLENARNOSOLOS A LOS QUE NO FUMAMOS, SIQUIERA LOS HEROINOMANOS SE LLENAN DE MIERDA LAS VENAS EN SOLITARIO Y SIN EPRJUDICAR A NADIE MAS QUE A ELLOS, PERO LOS FUMADORES NOS PARTEN LA MADRE A TODOS, EN FIN COMO DIJO THE BEAM: BLA BLA BLA

Anónimo dijo...

Ah! pero como la hacen de tos....yo fumo y un buen, y se cuanto danio me hace pero me gusta el vicio. Vivo en California y es el estado donde somos los mas "apestados de EEUU" por fumar (malo, malo, malo), no puedes fumar ni a 10 metros de un parque publico, y la policia de lleva detenido si lo haces en lugar cerrado (sean oficinas, aeropuerto, negocios, todo lugar cerrado donde los no-fumadores no tienen porque aguantar nuestras pestes) y ningun fumador se desgarra las vestiduras!!!! No hay punto de discusion: nuestra libertad de fumar termina donde empieza la libertad del no-fumador que no tiene porque recibir humos de segunda mano ni soportar lo pestilente de nuestros cigarros.

Ya dejen de hacerla cansada, hay cientos de lugares donde fumar al aire libre o en tu casa o en tu carro...de veras que se pasan de egoistas con los no-fumadores. Esta ley es para ayudar a los que no fuman de los atropellos de los que fumamos en su cara, no para que los que fuman dejen de fumar....por favor!!!