/tr>
LOS PRODUCTOS DEL BOICOT ¡NO LOS CONSUMAS!: Bimbo , Sabritas , Jumex , Pepsi, Gamesa , Televisa (televisión y revistas), TV Azteca , Milenio (Diario y Semanal), Banamex , Maseca , COPARMEX , Coca-Cola , Wal-Mart , Bachoco , Megacable , Farmacias Similares , M&M's , Kimberly Klark , Burger King , grupo ALSEA , Autobuses Estrella Blanca . Más en este link.

martes, marzo 25, 2008

De censuras fallidas

¿Alguien duda todavía de que el PAN de Fecal es el PRI de antaño? El de los dinosaurios, el de la aplanadora, el de la oficial como única voz.

En la década de los 70, Luis Echeverría echó mano de un pseudoperiodista llamado Regino Díaz Redondo para orquestar el golpe contra Excelsior, dirigido en aquel entonces por Julio Scherer Ibarra. Lo hicieron a través de una asamblea de socios de la cooperativa (donde había más cachirules que nada) que pidieron la salida de Scherer por supuestas broncas financieras. En realidad fue un pretexto burdo y vil para silenciar la voz crítica de aquel diario.

Scherer no pudo contra el aparato estatal volcado en su contra y dejó la dirección de Excelsior, dejando a Díaz Redondo como un "digno" sucesor que durante años no se despegó un milímetro de la línea editorial oficial, y que terminó sus días siendo humillantemente corrido de la dirección del periódico que había obtenido como pago a sus servicios de mercenario.

Scherer, por su parte, fundó la revista Proceso y se convirtió en uno de los mejores periodistas de México.

Durante los 80, la furia oficialista hizo blanco en otra publicación: la revista Impacto!, dirigida por Mario Sojo Acosta, a quien el secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, decidió sacar a cualquier precio porque la publicación no se plegaba ciegamente a las órdenes del sistema. Para esta operación censura los instrumentos utilizados fueron los miembros de la familia Pagés Llergo, familiares del fallecido dueño de Impacto!. Al júnior del clan le hicieron creer que podría ganar mucho más dinero si la propia familia dirigiera la empresa, pero que para ello tenían que deshacerse de Sojo Acosta. Le inventaron entonces supuestos malos manejos (jamás comprobados, por cierto) y lo despidieron de la dirección del semanario. ¿El resultado? Impacto es hoy ya no una revista, apenas un periodiquito de 5 pesos similar a las ediciones de medio día de El Universal o el Ovaciones. Pobre calidad de papel, pobre impresion, pobre credibilidad...

Todo el rollo anterior viene al caso porque hoy el gobierno panista de Fecal vuelve a las andadas con estas prácticas cavernarias de censura contra un medio de comunicación alternativo como es El Sendero del Peje. Intentan callar la voz de la verdad, la voz del pueblo. Para ello se valen lo mismo de "perredistas" de corcholata que demandan al blog, que de grupos de porros disfrazados de sindicalistas que van y arman un desmadre justo el día que se imprime el primer número del Sendero del Peje en papel.

La intención es obvia: *alguien* está APANICADO con el lanzamiento del Sendero impreso y trata de pararlo a como de lugar. Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Esto es apenas el comienzo. La verdad renegada NADIE podrá pararla.

1 comentario:

Mephistophelez dijo...

Un saludo y una felicitación al Vítor, y espero que guarden algunos ejemplares impresos de este número cero, porque creo que en un futuro cercano van a ser ediciones de colección... ya que la "El Sendero" impreso será sin lugar a dudas UN ROTUNDO ÉXITO.