/tr>
LOS PRODUCTOS DEL BOICOT ¡NO LOS CONSUMAS!: Bimbo , Sabritas , Jumex , Pepsi, Gamesa , Televisa (televisión y revistas), TV Azteca , Milenio (Diario y Semanal), Banamex , Maseca , COPARMEX , Coca-Cola , Wal-Mart , Bachoco , Megacable , Farmacias Similares , M&M's , Kimberly Klark , Burger King , grupo ALSEA , Autobuses Estrella Blanca . Más en este link.

lunes, abril 07, 2008

DE FEDERICO ARREOLA : CEMEX: RIQUEZA Y RESENTIMIENTO

Nos envía Federico Arreola el siguiente texto:

Cemex: riqueza y resentimiento
Por Federico Arreola

Opinar objetivamente no es fácil, y esta es una tarea que se complica si se intenta sobre la base del resentimiento. Veamos.

Por correo electrónico, algunas personas me han enviado textos en los que se apoya la nacionalización del cemento en Venezuela, medida del presidente Hugo Chávez con la que estoy enteramente en desacuerdo. En uno de esos correos llegó la carta que publicó en La Jornada, ayer domingo, el señor Miguel Ángel Montoya, asesor en materia ambiental del grupo parlamentario del PRD.

Montoya escribió acerca de "Cemex y el respeto a los derechos de los mexicanos en el exterior". Después de haber leído su texto me queda perfectamente claro que se trata de una persona inteligente y preparada. Por la forma en que se expresa, deduzco que Miguel Ángel Montoya pertenece a la minoría de mexicanos privilegiados por haber tenido acceso a una educación de excelencia. Es muy injusto, entonces, que un hombre tan calificado no posea casa propia (como admite en su misiva) y que su único patrimonio sea su automóvil. El caso es que parte de lo que ha dicho Montoya sobre la nacionalización de Cemex en Venezuela se explica a partir de su propia situación económica.

Al señor Montoya le llama la atención que, "ante el anuncio de la nacionalización de la industria cementera" en Venezuela, "diversos actores del gobierno mexicano exigieran con sorprendente celeridad 'el respeto a los derechos de propiedad de los mexicanos' (como lo hizo el secretario de Hacienda)". Por esa razón, concluye, "es claro que para el gobierno mexicano los derechos de propiedad de Zambrano son más importantes que el derecho a la vida de los mexicanos en el exterior. Con una celeridad sorprendente el embajador de Venezuela fue llamado a dar explicaciones por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, pero nunca el embajador de Colombia por el asesinato de cuatro mexicanos por parte del ejército colombiano en un territorio que no era el de su país. La actitud del gobierno mexicano es deplorable".

A mí también me ha llamado la atención la "sorprendente celeridad" con la que el gobierno de Calderón ha actuado en el caso de Cemex, ya que el presidente espurio y su gabinete nos han acostumbrado a la pachorra con la que trabajan. Pero, naturalmente, la presteza con la que en este caso se han movido los funcionarios calderonistas –lamentable sólo si se le compara con la apatía mostrada en otros asuntos graves, como el asesinato de mexicanos en Ecuador– no es en sí misma criticable. No lo es, obviamente, porque Cemex es una gran empresa mexicana que merece ser defendida por su gobierno (incluso debería defenderla el gobierno legítimo de México, el de López Obrador). Lo único censurable, hay que subrayarlo, es que el gobierno de Calderón no proceda con la misma rapidez (e inclusive que no proceda de ninguna manera) cuando en el extranjero se agrede a mexicanos de izquierda, como en Bolivia. Pero de esto Cemex no tiene la culpa.

De lo único que Cemex es responsable es de su éxito. Esta empresa no fue privatizada porque nunca fue propiedad del Estado. No explota con ventajas monopólicas ninguna concesión valiosísima. No nació por decisión de ningún gobierno del PAN y ni siquiera se consolidó en la época del PRI. Es, más bien, una compañía próspera desde antes de que estallara la Revolución Mexicana y si, hoy en día, opera con rentabilidad en cuatro continentes, se debe no a los favores de político alguno, sino a su buena administración.

Admito que tal vez no soy objetivo porque en Cemex participa gente a la que aprecio. Pero en mi defensa diré que la subjetividad basada en el afecto suele ser más manejable que la subjetividad basada en el resentimiento.

Sigo citando a Miguel Ángel Montoya:

"Como la expresión 'los mexicanos' me abarca, debo suponer que la única propiedad con la que cuento, esto es mi automóvil (estoy en el caso de millones de mexicanos que ni siquiera poseemos una casa propia) se verá amenazada por las acciones del presidente Hugo Chávez, a quien la mayoría de los medios de comunicación mexicanos quieren hacer aparecer como un tirano, y a su gobierno como el mismo infierno en la Tierra. Entiendo que el secretario de Hacienda se refería a los 'supremos' derechos de propiedad de Lorenzo Zambrano Treviño, dueño de la cementera que es ejemplo mundial de acumulación de capital y depredación ambiental acelerada".

Vayamos punto por punto.

Estoy de acuerdo con el señor Montoya en que Hugo Chávez no es un tirano. Chávez, que tiene un importante apoyo popular en Venezuela y que ha ganado con legitimidad sus elecciones, ha gobernado con eficacia. Pero me parece que el presidente Chávez no es perfecto y que ha cometido errores graves que podrían llevar a su país a una crisis. Como el de decidir la nacionalización de la industria cementera. Si no le fue del todo bien al nacionalizar la electricidad, que sí podría considerarse un sector estratégico (el servicio eléctrico en Venezuela no mejoró con esa medida), la estatización cementera podría llevar a ese país al desabasto.

Si el presidente Chávez espera que con la estatización haya más cemento más barato en Venezuela, se va a frustrar. Porque tendrá un costo, alto desde luego (y no sólo económico, sino también ambiental), que abandonen esa nación técnicos y administradores competentes de Suiza, Francia y México. Y más se va a frustrar si piensa que los podrá reemplazar fácilmente con técnicos-burócratas y administradores-políticos del monopolio petrolero estatal. Porque el auge de la empresa petrolera venezolana está sustentado, más que en innovaciones o en eficiencias operativas, en un factor de coyuntura: los altos precios internacionales del petróleo. En cambio, el éxito de Holcim, Lafarge y Cemex surge de la sana administración y de la inversión en desarrollos de todo tipo logrados durante décadas.

No todas las expropiaciones cementeras funcionan. Ya habrá tiempo de recordar, con mayor detalle, que la primer planta productora que tuvo Cemex, fundada en 1906 en el municipio de Hidalgo, Nuevo León, en su momento fue expropiada y convertida en cooperativa. Como no todas las expropiaciones son necesarias y como no todas las cooperativas son eficientes, el destino de Cementos Hidalgo fue el de volver a su origen, es decir, volver a ser una empresa privada, de nuevo en poder de Cemex, que si no estoy mal informado la usa ahora como bodega o algo por el estilo ya que, por obsoleta (pocas cooperativas desarrollan tecnología) no sirve para otra cosa.

No va ser raro, entonces, que el gobierno del presidente Chávez termine por importar cemento comprándolo a los mismos que pretende echar de su país: a las cementeras suiza, francesa y mexicana. Por supuesto, se lo van a vender con alegría, porque a eso se dedican. Pero el cemento se lo venderán caro al gobierno de Venezuela, porque tendrán que transportarlo desde otros mercados. Así de sencillo.

Pero, vuelvo a la carta de Miguel Ángel Montoya. Encuentro su falta de objetividad en la comparación que hace de su personal patrimonio (un automóvil y ni siquiera casa propia) con el que tiene el presidente de Cemex, Lorenzo Zambrano, "ejemplo mundial de acumulación de capital". El resentimiento no lleva a nada bueno.

Está bien defender al presidente Chávez de las calumnias que a diario le lanzan no pocos medios de comunicación. Y es correcto criticar a Calderón por no haber protestado por los mexicanos muertos en Ecuador (aunque la torpeza del presidente espurio si bien daña a México, al menos tiene el efecto positivo de recordarnos a muchos que no nos equivocamos al votar por López Obrador y que acertamos al participar en su gobierno legítimo). Pero es inaceptable dar a entender (a eso huele la carta a La Jornada del señor Montoya) que Zambrano merece, por ricote, que lo jodan en Venezuela.

Lo injusto no es que Zambrano sea rico (su fortuna se la ha ganado honradamente). Lo realmente injusto es que millones de mexicanos no tengan nada o que personas tan altamente calificadas como evidentemente lo está Miguel Ángel Montoya, apenas tengan un automóvil ya que sus ingresos no les alcanzan para adquirir casa propia. De esto, claro está, Zambrano no tiene la culpa.

La culpa es de un sistema mal diseñado y peor llevado a la práctica. Muchos de mis amigos que simpatizan con el gobierno legítimo dicen que hay que cambiar el sistema neoliberal mexicano actual por uno más estatista, según entiendo más parecido a lo que existía en México antes de la llegada de Miguel de la Madrid al poder. No estoy de acuerdo. El Muro de Berlín se cayó o lo tiraron porque el estatismo es un desastre económico y tecnológico. Que yo sepa, antes de De la Madrid la mayoría de los mexicanos no vivía como en Suiza o Suecia. Si no recuerdo mal, los pobres de la época del PRI eran tan pobres como los del período del PAN y tenían menos esperanza.

Lo que de verdad hace falta es democracia (es decir, ya no más presidentes como Calderón surgidos del fraude electoral). En la democracia, cuando la logremos, podremos construir un sistema económico que no esté cimentado en la corrupción (es decir, en el que no haya funcionarios encumbrados como Mouriño, que utilizan el poder para enriquecerse). Sólo sin corrupción podrá operar un Estado benefactor de verdad, no sólo benéfico para unos cuantos burócratas. Y con otra moral pública será posible darle al sistema económico más competencia, de tal modo de que se reproduzcan más y más grandes empresas mexicanas, que si son capaces de conquistar el mundo como Cemex, mejor todavía. Porque, esta es la verdad, sólo creando más riqueza podrá empezar a acabarse la pobreza.



Una razón más para apoyar al peje en el 2008.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No estoy deacuerdo con Federico Arreola. Me preguntaba por que F.A. defiende a CEMEX. Bueno tu mismo ya diste la respuesta al decir que personas allegadas a ti estan dentro de CEMEX. Bueno creo que tu comentario tiene mucha subjetividad, cuando dices que CEMEX es un ejemplo de empresa Mexicana que no se favorecio en nada de gobiernos y que todo su exito se deve a su "buena administracion". No creo que eso que dices sea el caso. Has escuchado la frase "politicos empresarios" bueno, pues aun que no hay evidencia creo que sin duda se ha veneficiado CEMEX del manto protector del gobierno. Pero el caso es menos complejo. Los gobiernos son soberanos, si Chavez y los venezolanos deciden que quieren nacionalizar el CEMENTO pues que lo hagan. Digo el pulpo de CEMEX tiene empresas en TODO el mundo y no creo que vaya a morir por eso. Tampoco, hay que desgarrarce las vestiduras por CEMEX. A demas cuantos empleos ha generado. Por lo que se sus procesos que usan tecnologia avanzada lo que han genrado es un recorte de trabajadores. A demas, las empresas cementeras son grandes generadoras de danos ecologicos.

Anónimo dijo...

Me permito hacer algunos comentarios de acuerdo a mi experiencia. A diferencia de la mayoría de sus lectores o participantes, sinceramente soy y simple empleado que hasta ahora sólo ha llegado estudiar una carrera técnica en la preparatoria, por tal motivo, quizá hasta me consideren ingorante, pero lo importante es que en este sitio no hay cersura y sé de antemano que será publicado este comentario.}

1.Soy Hidalguense, radico cerca de la ciudad de Tula y Jasso, hidalgo, cuna de algunas cementeras de México. como son Cruz Azul, Tolteca.

2. La experiencia de estas empresas en la zona,ha sido de corrupción y saqueo, ya que manipulan a las comunidades para comprar a precios de burla la materia prima para la elaboración del cemento, tales como piedra caliza gris, puzolana, entre otros.

Familiares mios has sido representates del ejido, aquí se les llama comisariados ejidales, los cuales ante amenazas de estas empresas han engañado a sus ejidatarios para que firmen y entreguen su patrimonio a cambio de miserias, como huevos hervidos y pollos rostizados. Lógigo el comisariado se lleva su tajada de billete, pero sino lo acepta pues lo amenazan con quitarle lo poco que posee.Antes era más grave. o recibían el dinero de soborno o los asesinaban.

Ustedes dirán, y qué culpa tiene cemex, cruz azul o tolteca de que los dueños del ejido sean bien pinches pendejos y se dejen manipular con huevos hervidos y pollos rostizados. Pues quizá tengan toda la razón, pero sin embargo han sido más de 30 años de robo, sin nada a cambio, las comunidades viven marginadas y para rematar estas empresas promueven autoridade corruptas para su beneficio, es decir les conviene que los delegados municipales y comisariados sean corruptos para que no dejen de mamar las minas que tienen en su poder y sin embargo las comunidades dueñas de esta riqueza no tienen ni para tragar, ni escuelas de calidad, sino pura miseria. Pero en fin, espero que les sea interesante,les dejo un dato:

Une empresa Cementera entregó a la comunidad de Bomintzhá un terreno en la comunidad de el Montecillo, san Marcos Hidalgo a cambió de una mina de piedra caliza que vale cientos de veces más que dichas tierras. Posteriormente un tal pedro guerrero (difunto) se agandalló estas tierras las escrituró a su nombre y con la novedad de que dicha cementera no hace nada para resolver el problema, al grado de que el tal pedro guerrero ya falleció, así también muchos de los afectados. vaya se murieron en la miseria y nunca se resolvió su problema, la corrupción sigue, el daño ecológico sigue, los abusos siguen. y las cementera hinchándose de dinero.

poli dijo...

Federico Arreola y su defensa de CEMEX.

Creo que Federico A. en su defensa de CEMEX no sabe; "el certificado de pobreza intelectual que se ha firmado asi mismo" y para probarlo vamos a refutar algunas de sus tesis:
1.- Palabras mas palabras menos de F. A.: "Cemex de lo unico culpable es ser una empresa exitosa"
¿A que le llama empresa exitosa F. A. ? ¿a que gana mucho dinero y que se ha expandido? veamos a que precio: Hace poco mas de dos años una empresa mexicana conformada con egresados del TEC de Monterrey, pretendio comercializar en México, cemento a un precio anunciado significativamente menor al de CEMEX (40 %). Pues bien; CEMEX se opuso terminantemente y el barco ruso que estuvo en Tampico por 6 meses, tuvo que regresar a su país. ¿quien salio ganando y quien salio perdiendo? ¡¡adivinen!! ¿ Asi es como CEMEX compite legalmente según F. A. ?

2.- Palabras mas palabras menos de F. A. " Las estatizaciones siempre son desastrosas", es decir, según él, lo único eficiente es lo privado, pero aqui todo el que conozca un poquito del desastre FOBAPROA, sabra lo que las privatizaciones le han y le estan costando al país.
No es el caracter de la propiedad lo que hace a una empresa o proyecto exitoso, sino el espiritu de la sociedad donde se desarrolla( ejemplo; el fraude de Halliburton o el rescate de Bern Sterms). Claro que ninguna compañía puede ser exitosa si en su dirección pongo a mi compadre que nada sabe del negocio, o lo utiliza para sus fines personales y luego para justificar el fracaso le hecho la culpa al caracter de la propiedad. No , no es el caracter de la propiedad el motivo; es que yo estoy juzgando, estando inmerso en el espiritu, en la cultura capitalista y desde este marco de referencía, de valores; juzgo todo los que pasa. Y presisamente F. A. juzga de ese marco y por eso no se da cuenta del "certificado de pobreza intelectual que se ha firmado asi mismo"

3.- Palabras mas palabras menos de F. A. "los venezolanos solos, no podrán ser exitosos en sacar adelante la ind. cementera"
¡¡¡pero si es precisamente el argumento principal de los que quieren privatizar PEMEX!!!
Aqui puedo decir interminables argumentos para contradecir la tesis de F. A., pero para abreviar solo le aconsejo que lea las obras "Miedo a la libertad" y "Ética y Psioanalisis" de Erich Fromm, para que F. A. sepa, que una vez mas "se ha firmado un certificado de pobreza intelectual a si mismo"

Atte. Poli

oscar a. garcia dijo...

Dices: "tendrá un costo, alto desde luego (y no sólo económico, sino también ambiental), que abandonen esa nación técnicos y administradores competentes (...) y más se va a frustrar si piensa que los podrá reemplazar fácilmente con técnicos-burócratas y administradores-políticos (...) estatal(es)"

AMLO mismo te podría responder diciendote que eso mismo le decian al Gral Cárdenas: "los mexicanos no van a poder siquiera extraer un barril de petróleo"... y mira, eso que llamas "técnicos-burócratas" y "administradores-políticos" son los mexicanos que hoy aportan 40% del presupuesto publico.

Curiosa tu postura, por un lado estas contra la privatización y por otro también contra la legitima estatizacion de recurso naturales propiedad de una soberanía.

Saludos